Confunsión en el Concepto de Jubilación

Confunsión en el Concepto de Jubilación

Existe una confusión en el concepto de jubilación, muchas personas lo llegan a confundir con la Seguridad Social, pero ambas se relacionan y estan intimamente vinculadas.

En la practica social pensión y jubilación son consideradas condiciones idénticas, cuando nos referimos, en este caso, a pensionados y jubilados; pero jurídicamente son términos distintos aunque relacionados.

Pongamos atención en el primero, el cual no se adapta al concepto de jubilación, pues un pensionado es aquella persona natural que goza de la pensión como beneficio económico garantizado por la seguridad social.

En cambio, un jubilado es una persona que aunque puede estar pensionada posee una condición estritamente laboral con su patrón, que se obtuvo o por vía de la seguridad social o por vía del derecho laboral o funcionarial.

El problema conceptual que se presenta aquí es de origen lingüístico, pues creemos que un pensionado es un jubilado y no es así, un pensionado es la persona que se beneficia del régimen de protección social que esta establecido en el artículo 80 constitucional.

Este precepto constitucional establece que las pensiones y jubilaciones del sistema de la seguridad social no pueden ser menores al sueldo mínimo.

Posteriormente el artículo 147 constitucional establece, en el caso de la función pública, un régimen de jubilaciones para los funcionarios al servicio de la Administración Pública, y prohíbe que se puedan tener dos jubilaciones de origen público.

Ahora bien, semánticamente jubilación es el a acto de jubilarse, y según la Real Academia Española jubilarse es “disponer de, por razón de vejez, largos servicios o imposibilidad, y generalmente con derecho de pensión, cese un funcionario civil en ejercicio de su carrera o destino”.

En el significado se denota que la jubilación es una condición de cese laboral que se consigue por vejez, imposibilidad o tiempo de servicio.

Conclusión.

Ahora bien, desde lo jurídico esto es tal cual, la jubilación en Venezuela o el cese laboral se obtiene por edad, por vía de la seguridad social; por imposibilidad, por vía de la salud laboral; y por tiempo de servicio, según el Derecho Laboral y Derecho Funcionarial.

Visto de esta manera el concepto de jubilación, no tiene que esperar un docente la edad de 55 años, para las damas, y 60, para los caballeros, para optar por la jubilación.

Se debe conseguir el supuesto jurídico, en las normas de la Seeguridad Social,  o de la Salud Laboral y o del Régimen de Trabajo, que mas se adapte a la situación del Docente.

En esta obra nos dedicaremos a identificar cuales son las normativas aplicables a los docentes para tramitar el cese de sus funciones: Seguridad Social, Salud Laboral, Régimen de Trabajo.

Corresponde al lector o lectora, docente activo, determinar si su situación real se adapta a alguna de estas normas o a varias de ellas, o de no existir ningún supuesto jurídico que se adapte a su realidad que le permita el cese de funciones por los menos pueda adquirir el conocimiento para que en un futuro cercano pueda tramitar dicho cese.

Recomendamos a nuestros lectores leer la sentencia vinculante de la Sala Constitucional 1392 que ayudara a definir la jubilación de los empleados públicos.

 

Subscripción Serie Jubilación Docente

* indicates required
Correo Electrónico *

Nombre y Apellido *

Teléfono (Grupo de Apoyo Whatsapp)

Docente

  • Activo
  • Jubilado o Incapacitado
  • Otro

//

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *