Los objetivos de la Jubilación de un docente.

descargaObjetivos de la Jubilación Docente.

La jubilación no es un acto irresponsable que se debe asumir sin planificación, cualquier profesional que se planteé su cese de funciones debe proponerse los objetivos de la jubilación docente adaptados a su situación particular.

Ahora bien, no existe una formula mágica, no la encontrará aquí y si alguien se la ofrece en otro lado pues tenga cuidado y dude porque le pueden estar ofreciendo algo ilegal.

Lo que si le ofrecemos en este Blog es información sobre la jubilación como proceso de egreso de la carrera docente, que deberá adaptar a su situación particular, en base a un criterio integral que tome en consideración tres objetivos:

1°. Egresar con el menor tiempo de servicio posible de la carrera docente,

2°. Egresar perdiendo la menor cantidad de beneficios económicos posibles,

3°. Egresar sin sufrir, usted y su núcleo familiar, traumas físicos o psicológicos. En caso de existir, buscar la forma de minimizarlos.

Analicemos estos tres objetivos, el primero egresar con el menor tiempo no significa acortar esté perjudicando lo otros objetivos, pues los tres son integrales, y puede que en su caso tenga usted que priorizar alguno de ellos manteniendo un equilibrio.

Pongamos ejemplos para que entiendan el planteamiento, pensemos en un docente con 5 años de servicio en medio urbano, que para tramitar la jubilación tendrá que esperar 20 años para salir con el 100% de sus beneficios económicos, es decir cumpliendo con el 2° objetivo.

Pero en esos 20 años su salud podría verse comprometida, tanto física como mental, por ende debería buscar una salida intermedia para retirarse antes que esto ocurra, perdiendo beneficios económicos que serían sacrificables mientras  conservé su salud.

Pero puede que se dé el caso excepcional que llegue a los 25 años en perfecto equilibrio entre su salud y los beneficios socioeconómicos, que no es que son la gran cosa, pero eso es arena de otro costal en este momento no toca debatir sobre ello.

Otro ejemplo, en sentido inverso al anterior, un docente con 20 años de servicio, con deseos de retirarse, con problemas de salud propios del ejercicio, pero con la preocupación de que su edad no es la que comúnmente se estipula, 55 o 60 años, para las damas y los caballeros respectivamente.

En ese caso, privaría el manejo real de la información, pues una cosa es la edad y otra el tiempo de servicio, además existen formulas que garantizan tanto la salud como la estabilidad laboral mientras se tramita el cese laboral o jubilación.

Existe la interpretación errónea de que para jubilarse se deben tener 55 años las damas o 60 los caballeros, tal apreciación no solo es errónea sino incompleta y puede que hasta año intencionada cuando quien la hace es quien representa al patrón.

Un tercer ejemplo, un docente con edad cercana a la tercera edad, pero con la mitad del tiempo de servicio o menos, que debería tener la información para poder evaluar los tres objetivos de la jubilación, a saber egresar con el tiempo, egresar perdiendo poco, egresar lo mas sano posible.

En síntesis, los 3 objetivos de la jubilación docente son mas que una camisa de fuerza una propuesta de un principio de interpretación basado en el equilibrio entre los tres objetivos de la jubilación, para hacer una apreciación adecuada de la situación y tomar la decisión mas conveniente para un docente.

Puede que el resultado de la interpretación en base a los 3 objetivos de la jubilación docente resulte en una decision contraria a ella, como seguir trabajando, o proponerse la gestión de la incapacidad, o el año sabático o la muy temida y ultima opción de la renuncia.

Todo ello dependerá del principio de equilibrio, que hemos venido desarrollando en nuestra obra Jubilación Docente, cuando es una decisión correcta.

Confunsión en el Concepto de Jubilación

Confunsión en el Concepto de Jubilación

Existe una confusión en el concepto de jubilación, muchas personas lo llegan a confundir con la Seguridad Social, pero ambas se relacionan y estan intimamente vinculadas.

En la practica social pensión y jubilación son consideradas condiciones idénticas, cuando nos referimos, en este caso, a pensionados y jubilados; pero jurídicamente son términos distintos aunque relacionados.

Pongamos atención en el primero, el cual no se adapta al concepto de jubilación, pues un pensionado es aquella persona natural que goza de la pensión como beneficio económico garantizado por la seguridad social.

En cambio, un jubilado es una persona que aunque puede estar pensionada posee una condición estritamente laboral con su patrón, que se obtuvo o por vía de la seguridad social o por vía del derecho laboral o funcionarial.

El problema conceptual que se presenta aquí es de origen lingüístico, pues creemos que un pensionado es un jubilado y no es así, un pensionado es la persona que se beneficia del régimen de protección social que esta establecido en el artículo 80 constitucional.

Este precepto constitucional establece que las pensiones y jubilaciones del sistema de la seguridad social no pueden ser menores al sueldo mínimo.

Posteriormente el artículo 147 constitucional establece, en el caso de la función pública, un régimen de jubilaciones para los funcionarios al servicio de la Administración Pública, y prohíbe que se puedan tener dos jubilaciones de origen público.

Ahora bien, semánticamente jubilación es el a acto de jubilarse, y según la Real Academia Española jubilarse es “disponer de, por razón de vejez, largos servicios o imposibilidad, y generalmente con derecho de pensión, cese un funcionario civil en ejercicio de su carrera o destino”.

En el significado se denota que la jubilación es una condición de cese laboral que se consigue por vejez, imposibilidad o tiempo de servicio.

Conclusión.

Ahora bien, desde lo jurídico esto es tal cual, la jubilación en Venezuela o el cese laboral se obtiene por edad, por vía de la seguridad social; por imposibilidad, por vía de la salud laboral; y por tiempo de servicio, según el Derecho Laboral y Derecho Funcionarial.

Visto de esta manera el concepto de jubilación, no tiene que esperar un docente la edad de 55 años, para las damas, y 60, para los caballeros, para optar por la jubilación.

Se debe conseguir el supuesto jurídico, en las normas de la Seeguridad Social,  o de la Salud Laboral y o del Régimen de Trabajo, que mas se adapte a la situación del Docente.

En esta obra nos dedicaremos a identificar cuales son las normativas aplicables a los docentes para tramitar el cese de sus funciones: Seguridad Social, Salud Laboral, Régimen de Trabajo.

Corresponde al lector o lectora, docente activo, determinar si su situación real se adapta a alguna de estas normas o a varias de ellas, o de no existir ningún supuesto jurídico que se adapte a su realidad que le permita el cese de funciones por los menos pueda adquirir el conocimiento para que en un futuro cercano pueda tramitar dicho cese.

Recomendamos a nuestros lectores leer la sentencia vinculante de la Sala Constitucional 1392 que ayudara a definir la jubilación de los empleados públicos.

 

Subscripción Serie Jubilación Docente

* indicates required
Correo Electrónico *

Nombre y Apellido *

Teléfono (Grupo de Apoyo Whatsapp)

Docente

  • Activo
  • Jubilado o Incapacitado
  • Otro

//

SOY DOCENTE Y QUIERO TENER RAPIDO LA JUBILACIÓN.

Soy Docente y quiero tener rápido la jubilación.

El que alguien exprese “Soy docente y quiero tener rápido la jubilación” es para las personas no docentes expresión de flojera, pero estos artículos no son para personas no docente, son estrictamente para profesionales de la docencia.

Así que sino eres docentes pero seguro conocerás a alguien que si lo es lo que puedes hacer es compartir, y si nuestras ideas no te parecen bienvenido el debate pero bajo la regla del respeto y la tolerancia.

Tomado de www.laredpampeana.com.ar
Tomado de www.laredpampeana.com.ar

Ser docente en Venezuela conlleva el ejercicio de la Función Pública al amparo de la legislación laboral venezolana que establece la jubilación como un derecho laboral, por ende esta es un derecho intangible y progresivo.

En el pasado quedaron las jubilaciones de mas de 30 años de servicios, ahora son 25 años o menos dependiendo del caso, pero sin embargo siguen siendo larguísimas las esperas para lograr la cancelación de las prestaciones sociales.

Por eso, si ya estas jubilado en este momento este articulo no te enseñará nada, solo queremos dirigirnos a los docentes activos que se quieren jubilar, y de los lectores que son docentes jubilados queremos su experiencia en el tramite de esta condición para aprender de sus errores y aciertos.

De igual manera de los docentes con incapacidad, queremos de ellos conocer y aprender de su experiencia de vida.

Es por eso, que identificamos cual es el sujeto de esta seríe de artículos: docentes activos, indiferentemente su tiempo de servicio, modalidad, nivel, formación, jerarquía, etcétera, que se reconozcan en la expresión Soy Docente y quiero tener rápido la Jubilación.


Continuar leyendo “SOY DOCENTE Y QUIERO TENER RAPIDO LA JUBILACIÓN.”